20090923

después de la caída...1,2,3,4,5,6,7,8,9,10.


Pegarse una hostia contra el suelo no es forma de comenzar una nueva vida, dejarte la paleta derecha en el alcen que lleva a tu casa, por segunda vez en menos de seis meses, no es señal de llevar una vida agradable, sin embargo para Anara, esto era la vida, una hostia tras otra.

Se levanta y mientras se cepilla la paleta que le queda mira a su alrededor, hay un pequeño ambientador en forma de seta hueca colocado estratégicamente en el lavabo, no recuerda si fue ella o Cándido el que decidió su lugar, lo que sabe es que le encanta la luz de la pequeña vela que lleva dentro, mucho más que el aroma que desprende, ella prefería el olor a melón.

El eucalipto es bueno para despejar la mucosidad nasal.
Y el melón me lleva a la terraza de tu apartamento, me lleva frente al mar, me lleva al verano. – Esta vez no hubo manera, no lo convenció.

Anara escupe, odia ese color marrón que sale de las encías queriendo simular al rojo de la sangre, cuando uno cepilla fuerte quiere sangre, ¿o es qué acaso comemos mierda? Ella comió mierda anoche, pero ha preferido callarlo, traga el último sorbo de pasta dental y limpia sus labios de un manazo, con rabia. Si al menos oliera a melón.
Da un portazo a la puerta del baño, ha olvidado que Dido duerme, ¿o quizás en ese mismo instante ploffffffff” no lo sabía? Después de la hostia de anoche ha podido olvidar tanto… Lo que sí sabe es que menos mal que a Cándido todos lo llaman Dido, nunca se hubiese decidido ir a vivir con una persona con un nombre como ese. El salón es amplio y blanco, quizás hoy más blanco que nunca, el mármol del suelo reluce, el sol no llega a la planta de azahar que crece frente a su ventana, “mierda, mi pobre planta de azahar, estos malditos edificios altos, ojala y fueran todas las cosas igual de pequeñas que yo, diminutas”, Anara continúa poseyendo los objetos en primera persona del singular, eso del plural para las parejas tradicionales.

Su relación no es tradicional ni tampoco va camino de serlo a pesar de comenzar a vivir juntos, les está costando llegar al equilibrio después de tantos años en los extremos.

¿Qué coño haces dando esos portazos? ¿Es que no ves que duermo? Claro, como tú no trabajas, que coño vas a valorar tú los diez minutos más de gustito mañanero.
Tienes razón, lo siento, esta mal lo del portazo, no son formas, pero no lo de los minutos, vas con diez de retraso.- Anara mira a Dido desde el pequeño taburete colocado también de forma estratégica frente a la ventana, para que se vayan los malos humos de dos fumadores empedernidos.
¿Pero qué te pasa? ¿Qué tienes en la cara?
¿Querrás decir qué me falta?

Dido no responde, no necesita respuestas, el suyo suele ser un despertar malhumorado. El trabajo le roba tiempo, la mudanza también, incluso Anara, aunque ella a veces también se lo regala. Había esperado mucho ese momento, el de irse a vivir juntos. Ahora todo es falta de tiempo, sin un instante para poder sentarse a pensar lo que es su nueva vida. Devora con ansiedad una magdalena y se bebe medio vaso de leche para no atragantarse.

¿Por qué no desayunas en la mesa tranquilamente?

Dido sigue sin responder, “que sabrá ella, que tiene toda el día para soñar, el tiempo no espera a nadie”. Su trabajo, el mundo de las palabras, se le mete debajo de la piel y pesa allí donde la fuerza no puede llegar. Se viste en un santiamén, se lava los dientes y coge su inseparable bolso, un pequeño equipaje con una libreta, un bolígrafo y el teléfono móvil, y se dispone a salir en busca de una noticia. Solo cuando está en la puerta se da cuenta de que Anara llora.

¿Qué te pasa?.
Lo de siempre, nada.

Dido atraviesa el patio exterior comunitario y sale a la calle. El reloj marca las 10:40, ha quedado con un científico, cita a las diez y treinta. Esos son los putas diez minutos de retraso.

Echa a correr.
goulue&guillermo

3 comentarios:

enma141 dijo...

me ha encantado niña, lo has escrito tú??? *O* deberías escribir un libro!! XD

Rosalba Inés dijo...

que lindo! que lindo es tu mundo!
guardé una muestra, una fotopiedrita para poder avisarte y entrar por la ventana.

gracias por tus palabras en mi blog, siempre bienvenida

Rosalba.

LatitadeAlmendras dijo...

que me gusta, guapa.

yo tambien hubiera preferido melon. tambien me lleva a cosas.

por aqui seguimos esperando pa verme!

mua!